Visita al zoo de Singapur

Valora este post

Creo que ver animales es algo que a cualquier peque le gusta. Por eso una visita a un zoo es casi algo obligado. Y el de Singapore merece bastante la pena.
Para ir a él tuvimos que tomar dos autobuses y tardamos casi una hora. Pero el paseo en sí también es agradable. Lo único que es un poco «fastidio» es tener que sacar al bebé del carro y plegarlo, al carro me refiero 🙂 El conductor, además, se puso bien firme y no le importó que la peque estuvira durmiendo: el bebé tenía que ir en brazos.

cartel_bus_singapur
cartel_bus_singapur

Una vez en el zoo vimos un cartel que te recomendaba comprar las entradas en internet porque te ahorrabas 20%. Para ponértelo aún más fácil tienen wifi gratis junto a las taquillas. En un momento habíamos hecho la compra y ahorrado, no sólo dinero, sino también una larga cola.

entrada_singapur_zoo

El zoo está muy bien organizado con aseos y varias zonas de restauracion y tiene hasta un tren gratuito con paradas en los animales más interesantes. Hay horarios de explicaciones y puedes ver cómo dan de comer a, por ejemplo, los leones, las jirafas o las focas.focas_zoo_singapurpelicanos_zoo_singapur

monos_zoo_singapuroso_polar_zoo_singapurcartel_animales_zoo_singapur

También hay un espectáculo con animales (gatos, ratones, pájaros y perros) bastante divertido

perro_show_singapur
show_animales_singapur

Otra de las actividades que ofrece es subirse a un elefante o a un pony.

elefantes_singapur_zoo
pony_zoo_singapur

Si subirte a un animal de verdad no es lo vuestro siempre podéis subir en las muchas estatuas que ha repartidas.

estatua_focas_singapur
estatua_polarbear

Hay una gran variedad de animales que pueden verse desde muy cerca.

simios_singapur
jirafas_zoo_singapur
rinocerontes

Unas de las cosas que más nos gustó fue el parque acuático sobre todo porque, con tanto calor, se agradece poder refrescarse. Esta zona tiene como una especie de piscina pero muy poco profunda (es más para chapotear) llenos de tubos y cubos que echan agua, toboganes, pistolas de agua y una cabeza de elefante que cada cinco minutos se vuelca y remoja a todo el que esté cerca.

piscina_zoo_singapur

 

piscina_singapur_zoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *