Marruecos Desierto

Viajar a Marruecos – Preparativos

5 (100%) 2 votes

Llevaba mucho tiempo con ganas de ir a Marruecos, un país tan cercano y a la vez tan desconocido. Pero era el típico destino que siempre dejaba para otra ocasión. Este año quería celebrar el cumple de mi chico y mío por todo lo alto. Quería hacer algo especial. ¿Qué mejor que un viaje? Y más aún si era un viaje sorpresa. ¿Cuál fue nuestro destino? Marrakech y ahora mismo os cuento cómo acabamos en esta maravillosa ciudad marroquí.

Cómo surgió la idea

Allá por febrero me puse a mirar vuelos desde Málaga aprovechando que estaríamos allí el mes de agosto. También era un buena oportunidad para viajar sin nuestras peques. Ya sé que siempre digo lo fantástico que es descubrir el mundo con ellas. Pero también intento ser sincera y reconozco que puede ser cansado agotador. De hecho tengo un par de viajes pendientes a los que no se me ocurriría llevármelas.

Digamos que la razón principal para irnos los dos sólos es porque queríamos y necesitábamos pasar unos días a solas. Días en los que poder dormir a pierna suelta (mis hijas aún suelen venir a nuestra cama de madrugada), en los que poder comer tranquilos (no falla que estemos sentados comiendo para que una de las dos quiera ir al baño, y luego, claro, la otra también), en los que recorrer una ciudad caminando (sin vigilar que la peque no se escape corriendo), en definitiva, en poder hacer lo que nos diera la gana. Creo que más de una pareja me entenderá.

Planificación del viaje

Bien, pues una vez decidido que me llevaba a Roland de viaje sin que lo supiera quedaba por elegir a dónde. Aquí me puse a mirar en skyscanner qué ciudades estaban relativamente cerca y que tuviera buenos precios. Ahí es cuando encontré el billete de ryanair de Sevilla a Marrakech. No me lo quise pensar mucho y esa misma tarde los compré. A partir de ahí los siguientes meses fueron una auténtica lucha interna para que no se me escapara el secreto.

Una vez que estaba hecha la compra quedaba por darle forma al viaje. Lo segundo que hice fue ver las posibles combinaciones para ir a Sevilla: tren, autobús y coche. Para ello usé la página de goeurope  que te muestra los medios de transportes y los precios para ir de un sitio a otro. Como aún era pronto para reservar billetes lo apunté en mi lista de cosas que ir controlando de vez en cuando. Así estuve atenta a ofertas de renfe, miré en grupos de facebook por si alguien vendía billetes. Al final acabamos yendo a Sevilla de la forma menos esperada. Ya os contaré 🙂

Giralda Sevilla

Llegar a Sevilla desde Málaga no iba a ser un problema así que me concentré en qué hacer y dónde dormir en Marrakech. Tenía claro que quería pasar un par de días en la ciudad para dedicarle tiempo y visitarla con tranquilidad. Sabía que debido al calor tendríamos que hacer un turismo lento y evitando las horas más calurosas. Otra cosa que quería hacer era, o bien visitar la costa de Marruecos y pasar unos días en la playa, o bien ir al desierto. Las opciones eran Essaouira o Merzouga. De la primera leí que era una ciudad más tranquila que Marrakech, con un zoco muy interesante pero con playas más para surf. Del desierto también leí maravillas. Pregunté a gente que ha estado y todos coincidían en que había sido una de las mejores experiencias. Después de darle mil vueltas me decanté por las dunas.

Mi plan quedaba entonces así:

  • Viernes: Sevilla
  • Sabado-Domingo: Marrakech
  • Lunes-Jueves: Desierto
  • Jueves tarde a Sábado: Marrakech

Alojamiento

Tengo que decir que buscando información encontré muy buenas ofertas con vuelos, traslados, hoteles y excursión al desierto. Como ya tenía los billetes estos paquetes no me interesaban. Además no quería hacer un viaje con más gente y buscaba alojamientos con encanto. Pero para aquellos que no os importe ir en grupo y que queráis ahorraros dinero tal vez os interese.

Para alojarse en Marrakech hay dos opciones: Riads u hoteles. Los primeros se encuentran en la Medina o parte antigua. Suelen ser alojamientos pequeños cuyas habitaciones se distribuyen alrededor de un patio y decorados al estilo marroquí. Algunos cuentan con una pequeña piscina y con azoteas destinas al descando o a zona de bar y restaurante.

Los hoteles o resorts están fuera del casco antiguo. Cuentan con un mayor número de habitaciones, los hay de decoración tradicional o más modernos y sus instalaciones son también mayores : piscinas, jardines, zonas de restauración, gimnasio…

En cuanto al precio los riads suelen ser más baratos aunque, como siempre, lo mejor es comparar porque hay mucha oferta y podéis encontrar precios muy interesantes en ambos tipos de alojamiento. Lo que tenéis que tener en cuenta son las ventajas y desventajas de cada uno.

Riads

  • son auténticos oasis en una ciudad con mucho trasiego
  • están justo en el centro de la ciudad lo que os evita tener que usar un taxi cada vez que queráis regresar. Además en las horas de más calor podéis hacer una pausa en la habitación, daros un chapuzón (si reserváis uno con piscina), o echaros una siestecilla.
  • su arquitectura y decoración son una auténtica maravilla y os acerca un poco más a la cultura árabe y marroquí.
  • el trato es más personalizado porque el número de habitaciones suele ser pequeño.
  • algunos pertecen a grandes empresas hoteleras pero también los hay familiares y que apuestan por la economía local.
  • por contra, sus instalaciones no son comparables con las de los resorts. Por ejemplo, sus piscinas suelen ser suficientes para refrescarse pero no dan para nadar en ellas. Y aquellos que cuentan con servicio de restaurante tienen una oferta más limitada.

Hoteles o resorts

  • Son más espaciosos y, por tanto, sus zonas comunes, sus jardines y sus instalaciones también lo son.
  • Cuentan con varios tipos de bares y restaurantes donde probar la cocina nacional o bien comer platos más internacionales.
  • Algunos ofrecen animaciones como conciertos o espectáculos de baile.
  • Por un precio bastante bueno os podéis alojar en hoteles que, por ejemplo en España, serían mucho más caros.
  • Son alojamientos más pensados para descansar que para hacer turismo.
  • Para llegar hasta ellos necesitáis tomar un taxi con lo que deberéis añadir ese coste a vuestro presupuesto (calculad entre 50 y 100 dirhams por trayecto)
  • El trato no es tan personal porque el número de huéspedes es grande.
Hotel Marrakech Le Tichka
Hotel Le Tichka (foto de internet)

Me decanté por los Riads porque no quería depender de taxistas sino que me gusta la comodidad de entrar y salir cuando quiera. Además nuestro plan era visitar la ciudad y conocerla lo mejor posible. Si hubiéramos estado en un Hotel a las afueras no habríamos usado apenas sus instalaciones. Lo que sí que sabía es que íbamos a pasar calor y que quería tener piscina aunque fuera pequeña. La posibilidad de regresad al Riad al mediodía, darse un chapuzón rápido, descansar en una tumbona y volver a salir fue, sin duda, un gran acierto.

Más adelante os mostraré los tres Riads en los que nos alojamos. A cada cual mejor. Sólo puedo decir que estoy muy contenta de haber optado por esta opción. Quedamos supercontentos con todo: los desayunos, las habitaciones, el personal encantador…sin duda lo recomendamos.

Excursión al desierto

Como ya os he contado, decidí que haríamos una excursión al desierto. Al principio no tenía claro los días porque la mayoría de la agencias ofertan 2, 3 o 4 días. Otra cuestión era qué desierto visitar. Sí, porque hay dos. El de Erg Chebbi (también lo encontraréis con el nombre de  Merzouga por estar cerca de esta localidad) y el de Zagora, localidad también cercana a este desierto.

El desierto de Erg Chebbi está a más de 500 kms de Marrakech y es un desierto de dunas. Para hacer este recorrido lo mejor es hacerlo en , mínimo, 3 días. Las excursiones que se ofertan suelen seguir el mismo itinerario. Los días 1 y 2 se visitan varios puntos. La noche del segundo día se pasa en una haima en el desierto. Y el tercer día se pasa haciendo el camino de vuelta. Por tanto, el último día os esperan 570 kilómetros del tirón. Es por eso que nosotros hicimos la ruta de 4 días para poder hacer la vuelta más tranquilamente.

 

El desierto de Zagora está más cerca de Marrakech, a unos 350 kms, y es una mejor opción si tenéis poco tiempo. Se puede hacer en dos días con una noche en una haima. Lo que pasa es que este desierto es más de piedras y las dunas que tiene son escasas y menos espectaculares que el de Erg Chebbi.

Como la excusión al desierto iba a ser una parte muy importante del viaje quería estar segura de elegir una buena agencia. En este punto tengo que decir que es posible hacer la ruta en coche alquilado. Las carreteras están muy bien asfaltadas e indicadas. Creo que no es difícil moverse por ellas pero…en nuestro caso yo no conduzco y no quería que Roland pasara horas al volante (no le entusiasma mucho conducir).

coche 4x4 marruecos

 

Después de pedir ruta y presupuesto a varias agencias, de consultar a viajeros y leer blogs me decanté por contratar a Viajes-Marruecos4x4    La comunicación con Hassan fue muy fácil y al momento me inspiró confianza. Además le pedí que me hiciera un cambio de uno de los hoteles y lo hizo sin problemas. Como ya os contaré en post posteriores resultó ser todo un acierto.

Hassan nuestro guía, fotógrafo y dj particular

Creo que en total contacté a unas 10 agencias y los servicios y las rutas suelen ser parecidas. Si contratáis un tour privado todas os llevan en 4×4 con aire acondicionado, con un guía de habla hispana, se incluyen los alojamientos con desayuno y cena, una noche en una haima con paseo en camello. Lo mismo se ofrece para excursiones en grupos sólo que se hacen en minibus. En cuanto a los precios suele haber diferencia en las categorias: simple, superior y lujo. Todas las agencias con las que hablé me mandaron información y enlaces a los hoteles de forma que puedes saber con antelación dónde vas a dormir.

Las razones por las cuales elegí a Viajes-Marruecos 4×4 fue por sus buenas críticas y porque los hoteles me parecieron los más interesantes. Al igual que para Marrakech buscaba sitios que tuvieran piscina y que tuvieran encanto. Ninguno de los Riads donde dormimos nos decepcionaron, fueron geniales.

Riad Ourzazarte

Aquí os dejo la ruta que hicimos.

Día 1.Marrakech –  Ait Ben Haddou  –  Valle de Ounila – Ouarzazate
Día 2 : Ouarzazate – Valle del Draa – Desierto de Merzouga – Noche en Haimas Nómadas
Día 3: Desierto de Merzouga – Gargantas del Todra – Valle del Dadés
Día 4/Valle del Dadés – Valle de Rosas – Palmeral de Skoura – Alto Atlas – Marrakech

En posts siguientes os contaré más detalles sobre transporte, alojamientos, comida y gastos. Ah, y la mejor parte: cómo se tomó Roland la sorpresa.

p.d. Si buscáis una guía de qué ver en Marrakech aquí os dejo la de Lonely Planet

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *