Trnava – Eslovaquia

Valora este post

Eslovaquia es uno de esos países que pocas veces se incluyen en listas de viajes y del que poco se sabe. Ultimamente Bratislava, la capital, está empezando a llamar la atención sobre todo porque está muy cerca de Viena. Algunos tours la incluyen en la ruta de Praga-Viena-Budapest. Pero, como decía, sigue siendo destino poco conocido.

Antes de contaros nuestro viaje os hago una breve introducción de esté pequeño país.

 

Datos Eslovaquia 2

 

Bueno, ahora que os he puesto un poco en situación…empecemos con el relato de nuestro viaje.

TRNAVA – LA PEQUEÑA ROMA

Trnava es una ciudad de unos 65.000 habitantes que se encuentra a unos 40 minutos de Brastilava. Se la conoce como la pequeña Roma o la Roma eslovaca por la gran cantidad de iglesias, conventos y monasterios que llegó a tener. Es, además, una de las ciudades más antiguas de Eslovaquia y donde se construyó la primera universidad húngara (recordad que Eslovaquia formó parte del reino de Hungría).

El centro histórico está rodeado por una muralla, en algunos tramos transitables, y un foso convertido en zona de paseo. La calle central es peatonal y muy agradable para pasear. Si váis en coche merece la pena aparcar justo antes del comienzo de la calle principal. Es zona azul, así que pagaréis por horas, pero es muy barato.

centro_trnava

 

calle_principal_trnava

 

main_street_trnava

 

20160802_170416

A lo largo de la calle principal, Hlavná, encontraréis muchas terrazas de restaurantes, bares y heladerías donde podéis tomar algo.

niña_helado

Si hace calor y aún queréis refrescaros…hay varias fuentes donde jugar con el agua.

 

ninas agua trnava

 

Si seguís caminando llegaréis a la plaza principal, o plaza de San Nicolás, donde se encuentran la Columna de San José, el Palacio del Obispo, la Torre de la ciudad (si queréis tener unas preciosas vistas de la ciudad podéis subir)  y, muy importante, la oficina de información. Eslovaquia es un país que gusta mucho de la música y en verano en casi todas las ciudades se organizan conciertos al aire libre. Preguntad en la oficina de turismo si ese día hay alguna actividad programada.

Columna de San José
Columna de San José

 

plaza trnava
Plaza Principal

Una vez en la plaza podéis girar a la derecha y tomar la calle Hviezdoslavova (sí, ya, un nombre impronunciable) que os llevará a la Catedral de San Nicolás. La curiosidad de este edificio radica en sus dos torres desiguales que fueron construidas así a propósito. Aunque fueron restauradas la torre de la izquierda sigue siendo un poco más estrecha. En el interior encontraréis la Madonna de Trnava y un precioso altar del siglo XVII.

catedral trnava
Calle Hviezdoslavova con la Catedral al fondo

Muy cerca de allí os recomiendo que visitéis la sinagoga. O, mejor dicho, las sinagogas. Porque hay dos. A la derecha encontraréis una del siglo XIX que en la actualidad alberga el Museo de Cultura Judía y donde se celebran exibiciones y conciertos.

 

Sinagoga

 

La otra sinagoga está justo enfrente, a la izquierda, y es un bar, café, restaurante, galería…precioso. Entrad, echad un vistazo, tomad algo (fuera tiene terraza) y disfrutad de este lugar tan singular.

 

DSC_0094

 

DSC_0091

 

Sinagoga

 

Si aún téneis tiempo podéis visitar la Iglesia de la Santísima Trinidad, el Museo de Música o del Eslovaquia. Nosotros no pudimos ni tuvimos más energía para visitar nada más y como justo ese día había un concierto estuvimos un buen rato disfrutando de la buena temperatura y de la música. De vuelta al coche dimos un rodeo por el foso y descubrimos un parque. Se encuentra a la izquierda de la ciudad, entre las murallas y el río. Hay unos jardines estupendos para pasear y allí se encuentra este simpático parque con un original Gulliver.

 

parque trnava

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *