Qué ver y hacer en Sydney

Valora este post

Sydney es una de esas ciudades en el mundo que son míticas. Como Londres, París o Nueva York. La has visto miles de veces en fotos y en películas. Está lejos y piensas que en la vida irás a verla. Y un día, abres la guía de viajes y el mapa y te das cuenta que al día siguiente Sydney te está esperando. Que vas a poder verla en vivo y en directo. Sus puentes, sus edificios…su Opera House. Y entonces te da como una especie de gusanillo. ¿Y si no es tan espectacular como la imaginabas? ¿Y si no te gusta?

Pues es muy, pero muy difícil, que te deje indiferente porque es genial. Tan genial que me supo a poco. Y, os confieso que ha sido una de las pocas veces que hubiera preferido ir sin mis hijas. A ver, lo pasamos genial y con ellas fue muy divertido pero….sin peques hubiera aprovechado mucho más la visita. Me habría perdido callejeando, habría entrado a esos bares tan bonitos que hay, cotilleado en tiendas originales, mirando esa mezcla cultural tan fascinante. Pero no pudo ser. Con una niña de 3 años y un bebé de 7 meses no se puede hacer mucho de eso. Pero, pero, pero, os voy a contar las otras muchas cosas que hicimos y veréis qué bien lo pasamos.

Para empezar contaros que tuvimos la suerte de encontrar sitio en uno de los pocos campings que hay dentro de la ciudad en el Lane Cover National Park . Si os sentís con ganas de más aventura, podéis quedaros a dormir en el camping Cockatoo Island . Es el único que está en pleno Sydney, en una isla a la que se accede por ferry Circular Quay, y que te permite dormir en tiendas de campaña ya montadas. Si váis en coche o caravana aquí encontraréis un listado de campings algunos de los cuales cuentan con bungalows (cabins).

img_2676

 

Nosotros llegamos por la noche al camping y mientras montamos las camas e hicimos la cena se nos hizo muy tarde para salir. Al día siguiente nos dirijimos a la estación de metro más cercana y nos llevamos una muy buena sorpresa: ese día era especial y el billete de 24 horas para los cuatro sólo costaba 5$ . Este billete incluía el uso de buses, metro y ferries. El centro de la ciudad se recorre muy bien a pie pero os recomiendo sacar un billete de este tipo (no tiene que ser el de 24 horas) porque lo mejor de Sydney es verla desde el agua. Más adelante os cuento un poco más. Primero vayamos por partes.

ZONA CENTRO- THE CITY

 

sydney1

 

Esta es la zona comercial, donde se encuentran las tiendas, los locales de ocio, las oficinas. Casi todos los edificios son modernos pero aún quedan algunos antiguos que crean contrastes muy interesantes. Nosotros la encontramos bastante tranquila, sería porque era fin de semana y disfrutamos de un primer contacto con la ciudad sin mucho bullicio.

sydney2

 

img_2881

 

THE ROCKS

Esta es la zona que está justo detrás del Harbour Bridge y es la parte histórica de la ciudad, la zona donde se creó Sydney en 1788. Es un poco más tranquilo, las casas son bajas y todo tiene un toque muy inglés y cuando caminas por ella parece que estás en un pueblecito de otro siglo. Tan de otro siglo que en 1900 hubo hasta un brote muy fuerte de peste bubónica que obligó a derribar muchos de los edificios para poder contenerla. Es casi una suerte que siga existiendo porque después de eso  la zona estaba en tan malas condiciones que quisieron echar todo abajo. Menos mal que el sindicato de trabajadores se opuso y ahora podemos disfrutar de sus tabernas, callejuelas y de un mercadillo los fines de semana. Además hay muchas obras de arte en sus calles, esculturas, murales, carteles…que hacen que merezca la pena darse un buen paseo por allí.

 

img_3088

 

img_3077

img_3078
img_3087

img_3095

the-rock

PUERTO- CIRCULAR QUAY

Aquí es donde encontraréis a la mayoría de turistas, todos haciéndose fotos o bien con el Harbour Bridge o con la Opera House de fondo.  Y es que, ¿cómo dejar de darle a la cámara con un edificio así?

opera-house-1

 

Nosotros hicimos una auténtica sesión de fotos. Le pusimos tanto empeño que hasta fue una de las pocas veces que posamos los cuatro juntos. Esta es la única foto que tenemos en familia en la famosa Sydney y ya véis el resultado…sólo se nos ve a los mayores.

harbour-bridge

 

Pero el puerto es más que el puente y la ópera. Hay muchos artísticas callejeros, conciertos, cruceros, barcos antiguos, cafeterías y gente, mucha gente. Un sitio donde poder pasar horas y horas. A nosotros nos pilló un festival de cultura tailandesa con puestos de comida del país, música y hasta un concurso de Miss Tailandia en Australia. La mayor se quedó embobada viendo tanto maquillaje. telas brillante, coronas…

 

img_2882

img_2861

 

img_2748

img_3031

img_3047

 

Justo en el puerto, encima casi de las terminales de los ferries, hay una carretera que va de un lado al otro del puerto. Hay muchísimo tráfico pero si os animáis a subir (se puede acceder por escaleras o ascensor) podéis tener unas vistas muy bonitas de la zona.

 

img_2867

img_2889

 

Como os decía más arriba, una de las mejores formas de ver la ciudad es desde el agua. Para ello hay varias opciones. Podéis alquilar un water taxi, dar una paseo en barco o, lo más económico, es sacarse una tarjeta para las líneas de ferries. Esta tarjeta se llama Opal Card y sirve para todos los transportes de la ciudad. Los precios, por un día, son: adultos 15$, niños 7,50$ y jubilados 2,5$. Se pueden comprar en tiendas de prensa, estancos y las oficinas de transporte en el Circular Quay, muelle 5.

Tenéis 7 rutas para elegir:

 

Si queréis pasar por la Opera House podéis tomar la Manly o la Watson´s Bay. Para pasar por el Harbour Bridge deberéis ir en la línea de Parramatta. Para más consejos sobre las rutas y qué hacer os dejo en enlace a un blog con algunas sugerencias muy buenas.

img_2914

 

img_2666

 

Nosotros hicimos varias rutas y, aunque el viento molestaba un poco, el día era soleado y fue muy agradable estar en el mar. Al día siguiente fuimos a pasar el día en el zoo, un sitio muy recomendable tanto con niños como sin ellos porque desde allí se tienen unas de las mejores vista de la ciudad. En otra entrada os cuento un poco más de este parque tan singular.

Por último, un enlace más sobre qué hacer gratis en Sydney.

 

 

 

2 Comentarios

    • carolina

      Hola Patry! Gracias por leer y comentar, Pues anímate, te va a encantar! Y lo mejor es la autocaravana sin duda. Ten en cuenta que es un país muy caro y es la forma más económica de moverse. Pero sobre todo te da un libertad absoluta para ir dónde quieras y a tu ritmo. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *