Qué ver en Graz en Navidad

Valora este post

Diciembre es el mes de los mercadillos navideños y las escapadas a ciudades europeas para disfrutar de su ambiente son cada vez más populares. Mirando en las redes sociales he visto que están muy de moda Alemania y Alsacia.  Yo, para variar, os animo a añadir una más con “A”: Austria. Y es que Austria tiene una fuerte tradición en cuestión de mercadillos. Cada ciudad y cada pueblo tiene, al menos, uno. Desde el primer día de adviento hasta el 24 de diciembre es posible disfrutar de puestos de artesanía, bebidas calientes y comida potente para el frío. Si bien Viena y Salzburgo están el top de visitantes nosotros nos hemos animado a repetir visitando, por segunda vez, Graz. En esta entrada os contaré nuestra experiencia, qué ver, hacer y en el mercadillo de Graz.

Graz, en el sur de Austria, es la capital de Estiria, una región conocida por su aceite de calabaza y sus manzanas. Es la segunda ciudad más grande de Austria y con una univesidad muy importante. Llegar a Graz desde España no es fácil. Sólo hay vuelos directos desde Tenerife y Palma de Mallorca. La mejor forma de llegar hasta ahí es volando a Viena y después tomar un tren  o un autobús. Se tardan unas 2,30 horas y el precio oscila entre los 9€ y los 39€ (dependiendo de la antelación con que compréis los billetes).

¿Cuánto tiempo necesitáis para visitar la ciudad? Aquí, como siempre, depende mucho de vuestro ritmo y vuestros intereses. El centro de Graz no es muy grande pero en Navidad tiene 14 mercadillos. Están muy cerca los unos de los otros pero no dejan de ser 14. El castillo es una visita obligada y perderse por sus calles también merece la pena. Por tanto, os recomiendo que estéis, al menos dos días. Tened en cuenta que hace mucho frío, que puede que nieve y que tendréis que hacer más de una parada para reponer fuerzas y entrar en calor. Sí, beber vino caliente ayuda un poco pero, os lo digo por experiencia, yo hay nada como hacer una pausa en un local y tomar una buena sopa y un café fuerte.

La primera vez que fuimos a Graz nuestra hija mayor era apenas un bebé. Recuerdo que nos hizo muchísimo frío y llovío la mayor parte del tiempo. Aún así nos gustó tanto que dijimos que teníamos que volver. Desde entonces lo hemos ido dejando pero de este año ya no podía pasar. Nos juntamos con unos amigos y, aprovechando el puente del día 8 de diciembre, nos fuimos al sur. Aunque miramos con antelación el alojamiento, no pudimos encontrar nada a precio razonable en la ciudad y nos quedamos a dormir en una granja y media hora.

Si váis a Graz en tren o en bus tenéis la opción de caminar hasta el centro o bien de tomar un tranvía. Esta última opción es la que más os recomiendo. El camino hasta el centro no merece mucho la pena y es mejor guardar energía para patearse el centro.

Nosotros llegamos en coche y, como era festivo, pudimos dejarlo sin problema y sin pagar. Tenéis que tener cuidado porque casi toda la zona centro es zona azul. Sólo se puede estacionar un máximo de 3 horas y sale muy caro. Otra opción es dejarlo en un parking donde pagaréis unos 17 euros por todo el día.

Como os decía Graz tiene 14 mercadillos. Es decir, casi cada plaza tiene el suyo propio. Los hay de todo tipo y orientados a distintos públicos. Las familias con niños pequeños seguro que disfrutan en la  Kleine Neutorgasse o Mariahilferplatz. En el primero hay un tiovivo, un tren y la noria más antigua de la zona de Baviera y Austria. Además hay varios puestos de comida (salchichas, crépes, algodón de azúcar) y de vino caliente. En el mercadillo de Mariahilferplatz también hay una noria y tienen lugar actuaciones musicales.

noria mercadillo graz

 

Nosotros lo primero que hicimos fue dejar que los peques dieran un par de vueltas en las atracciones. El precio de cada viaje ronda los 2€ y es posible sacarse bonos para ahorrarse algo de dinero. Lo segundo que había que hacer era buscar algo de comida porque los niños estaban hambrientos. Nada más empezar a recorrer el centro ( en parte peatonal) encontramos un puesto de perritos calientes. Después fuimos dirección a la plaza principal o Hauptplatz, donde se encuentra uno de los mercadillos principales.

ayuntamiento graz

El horario es de 10:00 a 22:00 y allí encontraréis un tiovivo, un tren que hace un recorrido por varias calles y plazas y muchos puestos de comida y artesanía. Los puestos son de madera y la parte de arriba está decorada con distintos motivos.

mercadillo graz

puesto mercadillo navidad de graz

Entre los muchos de puestos de comida que había en el mercadillo nosotros nos decantamos por uno de salchichas (como no podía ser de otra forma). Pedimos una Bosna, un bollito alargado de pan, con dos salchicas, mostaza, ketchup, curry en polvo y cebolla. Sí, suena raro pero está delicioso y por 3,50€ tendréis el estómago lleno para rato.

precios comida mercadillo Graz

Si queréis acompañar la comida con una bebida aquí os dejo una lista de precios para que os hagáis una idea.

  • Pfiff, Glas y Krügerl se refieren al tamaño (0,2 L, 0,3, L y 0,5 L)
  • Naturradler es una cerveza con limonada
  • Alkoholfrei es una sin.
  • Weißer Spritzer es un vino blanco merzclado con agua con gas.
  • Muskateller es vino dulce
  • Muskateller Spritzer es vino dulce mezclado con agua con gas.
precios bebidas mercadillo navidad graz
precios de las bebidas

Una vez que teníamos los estómagos llenos y los niños se habían montado en el tiovivo y se habían comprado una piruleta y habían pedido montarse otra vez en el tiovivo nos dimos una vuelta por el centro. Nuestra idea era seguir recorriéndolo pero nos quedamos con las ganas porque empezó a lloviznar. Acabamos en un centro comercial kastner und öhler donde tiene un bar/terraza con una de las mejores vistas de la ciudad. Lo mejor fue que en la tercer planta tienen un servicio de cuidado de niños. Si haces una compra de más de 6€ en los grandes almacenes puedes dejar a tu criatura el rato que quieras. Mis hijas en cuanto vieron aquella habitación llena de juegos y que estaban haciendo galletas de Navidad dijeron: hasta luego papis! Y allí se quedaron. Nosotros mientras fuimos a la última planta y nos sentamos a tomar un café y a disfrutar de las vistas.

 

calles graz

vistas centro ciudad graz

vistas centro ciudad graz navidad

 

Después de un buen rato el tiempo no parecía que fuera a mejorar y dar vueltas por la ciudad con niños pequeños y lloviendo no parecía un buen plan. Así que recogimos a las niñas y fuimos a cenar a la pizzería Vapiano. Vapiano es una franquicia que se encuentra en Alemania y Austria (no sé si en otros países) y su concepto es comida italiana cocinada al momento. Cuando entras te dan una tarjeta, después tienes que hacer cola dependiendo de lo que vayas a comer (ensalada, pizzas, risotto), ves cómo te preparan la comida y te pasan la tarjeta. Cuando sales pasas por caja, muestras la tarjeta y pagas. Estos locales son una muy buena opción para comer porque el precio es razonable, la comida está muy rica y tienen menús infantiles.

Cuando terminamos de cenar decidimos que ya no tenía mucho sentido seguir en la ciudad y pusimos rumbo a nuestra granja. Cuando llegamos no había nadie esperándonos sino tres sobres en el suelo con las llaves de las habitaciones. No me digáis que no son confiados estos austriacos! Al día siguiente nos despertamos con una capa de nieve un desayuno potente.

paisaje nevado austria

Ese día sí que el tiempo nos dió una tregua. Si bien hacía un poco de viento y frío no llovió y pudimos recorrer la ciudad en condiciones.

Lo primero que hicimos fue pasear por la Landstrasse o calle principal.

landstrasse graz navidad

Aunque como dije muchas calles del centro son peatonales ésta no lo es. Por ella circulan tranvías así que estad atentos! Esta calle, además de estar llena de tiendas, tiene unos edificios preciosos. Hay que caminar con la vista levantada para no perderse detalle.

edificio centro graz

oficina turismo graz

fachada edificio graz

san florian graz

Después de recorrer esta calle visitamos el mercadillo del Joanneumsviertel que abre a las 15:00 y por tanto estaban aún montándolo. Este mercadillo tiene una zona muy tranquila y acogedora para beber y comer.  Sillas con mantitas y puestos con estufas. Un sitio genial para tomar algo sin tanto agobio. Tiene otra parte de puestos de artesanía con cosas hechas a mano y muy originales. Si buscáis algo distinto a los típicos regalos navideños os recomiendo echarle un vistazo.

De aquí nos fuimos de nuevo a la Hauptplatz para subir dirección al castillo por la Sporgasse, una calle peatonal y bastante empinada donde ya se iba notando que había gente. Lo curioso de esta calle es que ya existía en época romana antes, incluso, de que hubiera una ciudad. En ella se encuentra la iglesia más antigua de Graz además de edificios barrocos y de Jugendstil.

sporgasse graz

Además de edificios dignos de admirar hay muchas tiendas y locales muy originales. También hay puesto de castañas, una pista de patinaje sobre hielo, un puesto de galletas navideñas y varios puestos de vino caliente.

tienda ropa austriaca graz

 

Después de subir esta calle llegaréis a una plaza que se llama Karmeliterplatz. Allí tendréis que girar a la izquierda y pasar por un arco que os llevará a la cuesta que sube a Schloßberg. El Schloßberg es el castillo de Graz y una de las visitas imprescindibles. Para subir hasta arriba hay varias opciones. La primera es a pie por el camino que os acabo de explicar (Sporgasse y Karmeliterplatz). Otra opción es subir con el tren  Schloßbergbahn. Este tren tiene una inclinación de un 60% y desde su cabina se tienen unas vistas preciosas de la ciudad. Un billete de ida cuesta € 2.20 para adultos y si tenéis un billete de transporte público para la zona 1 de Graz podéis viajar gratis. El horario de este tren es de Lunes a Jueves de 10:00 a 00:00 horas. Sábados de 10:00 a 02:00 hoaras y domingos de 10:00 a 22:00 horas.

Por último podéis tomar un pequeño atajo por el Schloßbergtunnel. Este túnel fue excavado en la roca para proteger a la población de los bombardeos. En su interior cabrían 50.000 personas. Por supuesto podéis combinar estas opciones. Nosotros subimos andando, recorrimos la mitad del túnel y bajamos en tren (que ese día era gratuito).

Una vez arriba del castillo encontraréis el reloj símbolo de la ciudad de Graz y disfrutaréis de las mejores vistas de la ciudad. Yo no soy muy dada a ver ciudades desde arriba pero Graz bien merece ser vista desde las alturas.

reloj graz

 

vistas ciudad de graz austria

Una vez arriba encontraréis varios mercadillos de artesanía y de grastronomía así que contar con un par de horas para disfrutarlo con tranquilidad. Nosotros nos tomamos un Punsch que estaba riquísimo. Hacía mucho frío y corría un poco de aire así que decidimos bajar a la ciudad para comer. Y como ese día el tren era gratuito bajamos cómodamente y casi sólos.

Una vez en el centro fuimos al Familien Café Auer. En Graz hay varias cafeterías y panaderías de esta marca. Uno de sus locales es un café familiar. Si váis con niños os lo recomiendo. Tienen uno de los mejores cafés que he tomado. Su especialidad son las quiches y sus pasteles son…riquísimos. Y lo mejor es que en el centro del local hay una mesa con libros y juegos para que los peques se entretengan.

Después de reponer fuerzar recorrimos algunas de las calles y mercadillos que nos faltaban por ver.

mercadillo navidad graz

edificio graz mercadillo

fachada eficio graz

mercadiilo navidad graz

fachada edificio graz

mercadillo graz

Empezaba a anocher y teníamos que volver a casa pero los niños no querían irse sin montarse en un tren que por 2€ adultos y 1€ los peques te da un paseo por el centro de la ciudad. Este tren se toma en la Hauptplazt y hace un recorrido circular acabando en la misma plaza.

mercadillo navidad graz

Ya para terminar os dejo el enlace con toda la información de la ciudad, sus mercadillos y eventos en las semanas de Adviento. Espero que este post os haya gustado y os sirva de ayuda si os animáis a visitar esta ciudad. Muchas gracias por leernos y felices fiestas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *