Leongatha y Lakes Entrance-Australia

Valora este post

Después de visitar la Great Ocean Road y el Parque de Cape Otway pusimos rumbo a la parte este de Australia.
En un principio queríamos ir a Philip Island para ver la famosa Pinguin Parade o desfile de pingüinos. Al parecer todos las noches a casi la misma hora los pingüinos acuden a la playa a dormir. Llegan cientos de ellos y para poder verlos bien han construido un anfiteatro. La idea de ver pingüinos nos gustaba. Sobre todo porque sería algo divertido para las peques. Pero cuando vimos fotos de cómo es el lugar, pues casi que se nos quitaron las ganas. Nos pareció demasiado “espectáculo”.

Aquí os dejo un vídeo donde podéis ver en qué consiste.

Habíamos tenido la suerte de ver algunos de estos simpáticos animales en Melbourne y leímos que hay más sitios donde encontrarlos en un ambiente más natural. Así que decidimos poner rumbo a Lakes Entrance haciendo una parada en Leongatha para hacer couchsurfing.

Como ya algunos sabéis Couchsurfing es una plataforma que pone en contacto a gente que ofrece un lugar para dormir con viajeros. Es una forma increíble de conocer gente y de entrar más en contacto con otras culturas.

En nuestra casa hemos albergado ya a personas de México, Holanda, Ucrania, Canadá, Australia, Alemania, etc y hemos sido huéspedes en Guatemala, Croacia, Bulgaria, Singapur y Australia.
En nuestro viaje por Oceanía nos hubiera gustado haber podido hacer couchsurfing más veces pero es difícil encontrar sitio para una familia de 4.

Así que nuestra única oportunidad de estar en una casa australiana fue en Leongatha. Nuestros anfitriones fueron geniales, nos contaron muchas cosas interesantes del país y nos hicieron un auténtico porrigde (gachas) para desayunar.

La ciudad en sí no tiene mucho que ver salvo algunos edificios que parecían sacados de una película americana.

 

 

Al día siguiente continuamos nuestros viaje dirección Lakes Entrance. Hicimos una pequeña parada en Bairnsdale. Una ciudad pequeña pero bastante bonita con una iglesia y un edificio del tribunal que bien merecen una visita.

 

Interior de la iglesia de St. Mary

Después de esta parada la siguien fue Lakes Entrance que es un puerto pesquero y lugar de vacaciones en el estado de Victoria, a unos 350kms de Melbourne.
Es un sitio realmente curioso porque consiste en una barrera de arena entre el océano y los lagos.

Llegamos ya casi añocheciendo así que lo primero fue encontrar un sitio en el camping y luego ir a comer nuestros primeros fish & chips.

 

Dimos un corto paseo porque hacía mucho viento y a la cama a descansar.

Además de ser famoso por su puerto pesquero Lakes Entrance es un lugar muy popular por sus playas y por sus olas. Para acceder a las playas, que están en la Reserva Hummocks hay que cruzar un puente y luego ir por un camino entre árboles bastante incómodo si vas con carrito.


O si eres una nena pequeña. Nuestra hija estaba de mal humor y no dejó de protestar durante todo el paseo.

Menos mal que mereció la pena porque las playas son preciosas y pasamos un rato muy agradable jugando con las olas y la arena. Por desgracia hacía demasiado viento y frío como para poder bañarse pero al menos pudimos remojarnos los pies.

Después de nuestra visita a la playa vimos que ese día había actividades para niños. Y, claro, nos tuvimos que quedar.

Para la competición de patos ya sí que no hubo tiempo para el resto: lo hicimos todo.
  • Paseo en pony.

 

  • Acariciar animales
  • Pintarse la cara
  • Y despedirnos de los animales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *