• caminito del rey

    Caminito del Rey- Un camino de altura

    A finales de marzo de 2017 y después de casi dos años de restauración se reabrió el famoso  Caminito del Rey. Los primeros meses tras su apertura las entradas para recorrerlo fueron gratuitas así que casi toda mi familia lo visitó. Durante un tiempo recibí muchas fotos de mis hermanos, sobrinos y amigos posando con cascos blancos en unas pasarelas que daban vértigo sólo de verlas. En el par de ocasiones que fui a Málaga intenté conseguir entradas pero siempre estaban agotadas. Este verano por fin mi hermana me reservó dos (gracias Mariajo) y por fin pude hacer el Caminito del Rey.

  • Museo de Málaga

    Museo de Málaga

    Hace ya tiempo que Málaga apostó por ser algo más que la capital de la Costa del Sol. Su nueva faceta de ciudad de los museos atrae a turistas que buscan una perfecta combinación de buen clima, gastronomía, hospitalidad y mucho arte. Y es que Málaga cuenta con nada más y nada menos que 37 museos y centros de exposición. De los 10 museos más visitados de España cinco son malagueños: Centro de Arte Contemporáneo, Museo Picasso, Centre Pompidou, el Museo Carmen Thyssen y la Fundación Picasso-Casa Natal. Uno de los museos que más me apetecía conocer era el nuevo Museo de Málaga con su sede en el edificio del Palacio…

  • Visita a Palma

    Hace un par de años que las mujeres de mi familia decidimos que teníamos que hacer viajes juntas. Vernos y pasar unos días juntas en alguna parte. El primero fue a Londres, el segundo a Zaragoza y este año tocó Palma de Mallorca. Como ya os conté en la entrada anterior  me planteé si llevarme a las dos peques o una sóla. Por varias razones acabó ganando la opción de irme sola con D. que ahora tiene 5 años y de, además, extender la estancia a una semana 🙂 Que digo yo, que ya vamos….vamos bien. ¿No? El viaje Los billetes los compramos con dos meses de antelación ruta Viena-Palma con…

  • De paseo por las playas de Málaga (en invierno)

      Ir de viajes con hijos hace que te fijes en cosas a las que antes no prestabas atención y los lugares muy conocidos se presentan ante tus ojos con una nueva luz. Esto me pasa sobre todo cada vez que voy a mi ciudad natal. Primero porque noto mucho los cambios (negocios que se abren/cierran, edificios restaurados, calles que se peatonalizan, etc) y segundo porque tengo la misión de hacer que mis hijas le tomen un especial afecto a la ciudad donde nació y creció su mamá. Por eso, cosas tan sencillas como caminar por el paseo marítimo (algo que de joven no se me ocurría hacer) se convierte…