Banská Bystrica

Valora este post

Después de nuestra visita a Nitra, fuimos a visitar otra de las grandes ciudades de Eslovaquia, Banská Bystrica. Una ciudad que fue rica gracias a sus minas de oro, plata y cobre y que vivió el levantamiento contra la Alemania Nazi en 1944.

Su centro, como muchos en Eslovaquia, es peatonal así que tienes que dejar el coche en alguno de los aparcamientos públicos. La calle principal parece más bien de un pequeño pueblo, casa bajas, tranquila, sin grandes tiendas. Puedes encontrar hasta a un vendedor de caramelos con una máquina de hacer palomitas.

vendedor-palomitas

 

dsc_0198

 

calle-banska

Esta primera impresión cambia totalmente conforme te acercas a la plaza principal. Esta es enorme, está llena de terrazas, edificios más imponentes y las torres de varias iglesias.

 

dsc_0203

 

dsc_0209

20160804_131142

 dsc_0219
En el centro de la plaza había una especie de arco que echaba vapor de agua, estupendo para los días de calor, y si pasas una vez. Si pasa no una, ni dos, sino mil veces o te queda allí justo delante del chorro…pues el vapor ya no es una fina capa de agua sino un remojón en toda regla. Que es como acabaron las peques: chorreando. Menos mal que encontramos una tienda de segunda mano y por 2€ les compramos unos vestidos para cambiarlas.
dsc_0214

Para comer hay mucho donde elegir, pizza, comida china, eslovaca…nosotros primero nos tomamos una “tapita” a base de pizza y luego, después de dar varias vueltas, acabamos comiendo “Bryndzové halušky”, una especie de pasta cubierta de crema amarga de leche y trocitos de panceta. Muy ricos y bastante potentes. Si queréis algo más ligero podéis comprar algo en el super que hay en plaza

dsc_0206

 

en alguna de las panaderías

dsc_0207

 

o comprar palomitas (parece que los eslovacos son fans de éstas!!)

 

dsc_0205

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *