• Visitando Udine, Italia

    En uno de los muchos puentes que hay en mayo decidimos huir del mal tiempo y buscar un poco de sol. De un día para otro hicimos la reserva, las maletas y rumbo al sur. Para dormir buscamos en la página de Agriturismo donde se ofrecen alojamientos en turismo rural con opción de bed & breakfast, media pensión o pensión completa. Creo que suelen ser granjas y la comida es tradicional basada en productos propios o locales. Comparando opciones con otras páginas, la de Agriturismo me pareció la mejor. Los precios son más que razonables, suelen ser sitios tranquilos, aptos para familias y donde puedes acercarte a la cultura italiana. Nuestro “hogar”…

  • Curioridades de Australia – primera parte

    Todo el mundo ha visto ya fotos de grandes monumentos, naturales o arquitectónicos. Ya sabemos lo que nos vamos a encontrar si vamos a París, Nueva York o Tokio. Sabemos que comeremos fideos en Asia, carne en Argentina o pasta en Italia. Debido a las nuevas tecnologías y a la globalización sabemos mucho (o creemos saber) de otros países y las sociedades cada vez se van pareciendo más, en la ropa, en las construcciones, en la comida. O eso parece. Porque, si vas con los ojos bien abiertos te puedes sorprender de las muchas diferencias que aún existen. Y eso, es una de las cosas que más me gusta de…

  • Atracciones curiosas en Australia

    En nuestro viaje por Australia hemos visto atracciones bastante curiosas. No he estado en Estados Unidos pero, por la pelis que he visto, algunas parecían sacadas de la América más profunda. O como visitar un trocito de Holanda en Australia. El Clog Barn es una mezcla de café, tienda, camping y minimundo. Se encuentra en Coffs Harbour, una ciudad costera de Nueva Gales del Sur.     He visto en Trip Advisor que las opiniones están muy divididas: o les encanta o les parece horrible. La verdad, ir expresamente para ver esto pues no pero si pasas por allí es una buena ocasión para hacer una pausa. A mi hija…

  • Bike Festival de Viena

    Este sábado, aprovechando que teníamos que ir a Viena, nos dimos una vuelta por el Bike Festival . Este festival se celebra todos los años y, al parecer, es el más grande de Europa. Durante dos días la plaza del ayuntamiento de la capital austriaca se llena de puestos de venta, información turística, comida y de mucha gente en bici. Llevaba tiempo con ganas de ir y esta vez  !lo he conseguido! Por desgracia el tiempo no acompañó mucho porque, si bien estaba soleado, corría un viento frío bastante desagradable Los más peques tenían varias opciones para divertirse como una zona con pequeños triciclos, un circuito de bicis y patinetes y…

  • Mallacoota-Ultima parada en el estado de Victoria

    Nuestro paso por el Estado de Victoria ya va llegando a su fin. Dos visitas más y entraremos en Nueva Gales del Sur. !Sólo el nombre ya suena genial! Evoca imágenes de aventuras. Y eso es lo que nos pide el cuerpo. A pocos kms se nos presenta la ocasión: el pico Genoa en el Croajingolong-Nationalpark. Muy dispuestos a subir hasta la cima nos adentramos por un camino que pasa de una vía asfaltada a un sendero de bosque pedregoso. Nuestra caravana aguanta bien y seguimos subiendo hasta encontrarnos con una especie de aparcamiento.    Dejamos nuestra casa rodante y nos ponemos a caminar. Después de muchos minutos y pocos metros…

  • Leongatha y Lakes Entrance-Australia

    Después de visitar la Great Ocean Road y el Parque de Cape Otway pusimos rumbo a la parte este de Australia. En un principio queríamos ir a Philip Island para ver la famosa Pinguin Parade o desfile de pingüinos. Al parecer todos las noches a casi la misma hora los pingüinos acuden a la playa a dormir. Llegan cientos de ellos y para poder verlos bien han construido un anfiteatro. La idea de ver pingüinos nos gustaba. Sobre todo porque sería algo divertido para las peques. Pero cuando vimos fotos de cómo es el lugar, pues casi que se nos quitaron las ganas. Nos pareció demasiado “espectáculo”. Aquí os dejo…

  • Serendip Sanctuary: primer contacto con canguros

      En nuestro camino de Melbourne a  la Great Ocean Road  y con nuestra super caravana Britz recién recogida paramos en el Serendip Sanctuary. Está a unos 60km de Melbourne y es una especie de reserva o parque natural donde pueden verse muchas especies animales de Australia. La visita es gratuita. A la entrada, donde hay una gran zona de aparcamiento y para hacer picnic, se encuentra la oficina del visitante con unos paneles explicativos y mapas de las rutas. Como podéis ver hay cuatro caminos. Nosotros hicimos el verde y el rojo. Los otros dos nos parecieron muy largos y no teníamos mucho más tiempo. Algo muy curioso de este parque…

  • En caravana por Australia y Nueva Zelanda

    Nosotros no somos muy dados a ir en coche, de hecho hemos estado 10 años sin tener uno propio. Todos nuestros viajes, con y sin niñas, han sido en transporte público. Tal vez tengas menos libertad porque dependes de horarios y rutas pero también tiene sus ventajas: puedes echarte un sueñecito cuando quieras, disfrutar del paisaje y, sobre todo, hablar con la gente. Cuando empezamos a planificar el viaje por Australia y Nueva Zelanda nos planteamos hacerlo como siempre: en autobús o en tren. Pero pronto tuvimos que desechar esa idea porque era muy caro y porque las conexiones, sobre todo en Nueva Zelanda, no eran muy buenas. Al final…

  • De paseo por las playas de Málaga (en invierno)

      Ir de viajes con hijos hace que te fijes en cosas a las que antes no prestabas atención y los lugares muy conocidos se presentan ante tus ojos con una nueva luz. Esto me pasa sobre todo cada vez que voy a mi ciudad natal. Primero porque noto mucho los cambios (negocios que se abren/cierran, edificios restaurados, calles que se peatonalizan, etc) y segundo porque tengo la misión de hacer que mis hijas le tomen un especial afecto a la ciudad donde nació y creció su mamá. Por eso, cosas tan sencillas como caminar por el paseo marítimo (algo que de joven no se me ocurría hacer) se convierte…

  • Experiencia en Aeropuerto de Bruselas

    Como todos los años nos hemos “bajado” a Málaga a pasar las fiestas de Navidad y tengo que decir que, no es porque sea mi ciudad, pero realmente es un sitio estupendo para disfrutar de unos días con la familia. Esta vez, por motivos laborales, tuvimos que volar el mismo día 24 de diciembre. Si no recuerdo mal es la segunda vez que me toca estar en un aeropuerto en esa fecha. Y, es el día más tranquilo para viajar. Es cierto que una va con nervios por llegar a casa y que lo último que nos hace falta es un retraso o una cancelación. Pero, repito, es un gustazo…